Archivo de la etiqueta: ventresca

VENTRESCA DE BONITO CON TOMATE DE RAMALLET

En esta época es algo habitual ver en el mostrador del pescado, al lado de los bonitos de un tamaño mediano, la pieza de la ventresca que pasa desapercibida para la mayoría de la gente. Ya sea por su aspecto, alargado, cubierto de una piel dura ya sea por el desconocimiento de saber cómo manipularla. Lo cierto que para los expertos se puede considerar una de las partes mejores del bonito.
Hoy traigo una receta fácil y con un resultado extraordinario no hacen falta muchos ingredientes cuando dos se entienden a la perfección la suma de bonito y tomate funciona de maravilla ;y sí además escogemos la mejor parte, acompañados de unos tomates de ramallet del huerto sabrosos ,con un punto de acidez y de un rojo deslumbrante tenemos la envoltura perfecta para nuestra ventresca. Hemos mudado no sólo su aspecto sino también nuestra percepción del plato.
Tampoco puedo ocultar que se requiere cierta técnica para que el resultado del plato sea el ideal pero intentaré trasmitiros de una forma sencilla como conseguirlo.
INGREDIENTES
Una ventresca de bonito
Unos 10 tomates de ramallet.
Una taza de aceite de oliva
Dos dientes de ajo.
Guindilla o chile rojo.
Sal y pimienta
Medio limón
Unas ramitas de romero
Le podemos pedir al pescadero/a que nos la parta por la mitad,nos facilitara su cocción .
Adobamos la pieza con una mezcla de sal , pimienta ,limón y un poco de aceite de oliva y unas ramitas de romero dejamos unos veinte minutos.
Colocamos en una sartén la ventresca dejamos que se haga por los dos lados unos seis minutos será suficiente, Dejamos que se enfrié un poco para que podamos manipularla.
Veremos que al levantar la piel se han ido formando unas láminas de color blanco, bien el objetivo es ir separándolas de una en una y quitarles la piel que las ata.
Reservamos nuestras láminas de ventresca de bonito.
Tomate de ramallet.
La mejor forma de sacarle lo mejor al tomate de ramallet es ayudarse de un rayador hasta quedarse con la piel fina del tomate.
Colocar el tomate en un recipiente y dejar que se haga durante unos siete minutos tiene que absorber el agua, añadimos los dos ajos unas tiras de guindilla o nuestro chile preferido, rojo,
Una vez que el tomate cambia de color y ha absorbido parte de su propia agua añadimos la taza de aceite y entonces dejamos que se fría unos minutos y ligue bien el aceite con el tomate .Solo nos resta emplatar y saborearlo.
Buenas vacaciones a todos