Descifrar un menu en el extranjero:maneras de hacerlo

descifrar un menu extranjero
descifrar un menu extranjero

Guia para comer en el extranjero

Cómo descifrar un menú en el extranjero

Para muchos viajeros, comer en el destino vacacional es una de las actividades más relevantes de sus vacaciones. Pero cuando en nuestro destino se habla un idioma que no conocemos, descifrar un menú extranjero puede producir algunas de esas anécdotas graciosas
debidas al desconocimiento del idioma
.Para pedir comida en otro idioma, te ofrecemos consejos prácticos que te ayudarán a no pasar hambre en tus viajes ni a pedir una comida que te estropee la estancia.

• Busca restaurantes con fotografías en el menú: No lo dudes: una imagen vale más que mil palabras y una foto puede darte mucha información sobre si el plato se ve sabroso o no.
• Recurre a franquicias que conozcas: hay muchas cadenas de restaurantes o de comida rápida que tienen una extensión internacional. Si los localizas en tu lugar de vacaciones, pueden facilitarte saber lo que comes. La mayoría de estas multinacionales, aunque se adaptan al mercado local, mantienen su identidad global con sus menús más conocidos.
• Guías de viaje con glosario de “supervivencia”: Cada vez son más los viajeros que se atreven a hacer sus intentos de hablar otros idiomas. Para ellos son de gran ayuda las guías de viaje que traen un glosario básico y la construcción esencial de las frases necesarias para manejarse en los hoteles, museos, medios de transporte y los restaurantes, que es lo que nos interesa en este caso.
• Busca restaurantes con menús en varios idiomas: si encuentras tu idioma entre los del menú, perfecto. Pero si no es el caso, recuerda que el inglés es el idioma más extendido como lengua “franca”, por lo que si manejas la lengua de Shakespeare, ya tienes muchas opciones de poder descifrar un menú en varios idiomas aunque el tuyo no esté presente.
• Recurre a tu memoria en menús que ya conozcas: Hoy día en muchas ciudades hay restaurantes de muchas nacionalidades distintas que podemos frecuentar hasta conocer varios de los platos típicos de la cocina de un país lejano. Esto puede ayudarte cuando visites ese país y te encuentres los nombres de platos que ya conozcas. Pero ten en cuenta que puede haber diferencias sustanciales entre la comida autóctona de un país y la comida que ese país
• exporta como seña de identidad.
• Aplicaciones traductoras de textos: Tu Smartphone puede ser tu mejor aliado con las “apps” que traducen el texto que fotografíes. Quizá la traducción no sea perfecta, pero te dé pistas suficientes para saber qué pedir y qué no.
• Camareros políglotas: Aunque siempre será mejor que el menú esté en varios idiomas, algunos restaurantes tienen camareros que conocen los idiomas más frecuentes entre los turistas, precisamente para orientarles en sus pedidos. Será fácil reconocerlos porque son los que atienden a aquellos viajeros a los que se les nota más perdidos con la carta.
• Guías turísticos (y culinarios): Si tu viaje está organizado por alguna empresa, es más que probable que los guías turísticos puedan ayudarte a decidir el menú deseado. Al reservar tus vacaciones puedes consultar con tu agencia de viaje los
servicios que ofrecen los guías en el destino.
• Conoce la estructura de la carta: La mayoría de restaurantes y sobre todo los frecuentados por turistas, tienen una estructura común en su carta de menús. Siguiendo el hilo temporal en el que se disfruta una comida, lo primero que aparecen son los entrantes, seguidos de primeros platos, y luego los segundos platos, que suelen ser los más copiosos. Después aparecen los postres y por último las bebidas, licores y cafés, sean típicos o comunes. Muchos locales tienen una carta de vinos aparte y no pocos también tienen una carta de postres separada de la general.
• Conoce las palabras clave: Solo con un diminuto glosario del idioma en el que te sumerges puedes conocer lo más importante del menú: aprende cómo se dice y escriben términos clave como “sopas”, “entrantes”, “pescados”, “carnes”, “pasta”, “arroces”, “vinos”, “bebidas”, “postres”, “ensaladas”…
A veces basta con enamorarse de la comida de un país para interesarse por su idioma. Pero si no es tu caso, al menos puedes lograr superar la barrera del idioma para comer a gusto en tus vacaciones.

Recibí la petición de Catalina para publicar en mi blog me gusto y me pareció muy ilustrativo . Os dejo el enlace del blog en la que escribe http://www.viajarenfamilia.net/blog/
catalinalopezzuluaga@gmail.com
Espero que os guste.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s